Voluntarios y servicios de emergencia atienden a todas las víctimas del atentado