Pedro Sánchez intenta parar las primarias de otoño con el apoyo de Susana Díaz