Alicia Sánchez-Camacho: "Es un pucherazo antidemocrático"