El Rey afirma que la Constitución "prevalecerá sobre cualquier quiebra de convivencia"