Rajoy ofrece "pactos de Estado" y no "un cheque en blanco" tras su investidura