Un espontáneo salta al escenario y acaba sentado con Pablo Iglesias