Sánchez apuesta por "retomar el diálogo" para frenar el proceso soberanista