Ferraz propone que todos los militantes del PSOE elijan al secretario general