Una multitudinaria manifestación pone fin a 72 horas de huelga