Jordi Pujol termina el año con una cita judicial sobre la mesa