El Duque facturó gastos domésticos a través de la sociedad que comparte con la Infanta