Ignacio González quiere el mismo trato que Cataluña en financiación e inversiones