La Guardia Civil ha detenido a cuatro de los ocho condenados por la agresión de Alsasua