Granado niega el chivatazo, pero admite que le avisaron de una investigación en Valdemoro