El PP se querellará contra "todos" los que han atribuido al partido o su dirección conductas irregulares