El Gobierno ya no apoya a Moix