Sánchez Camacho fracasa con su propuesta de financiación singular para Cataluña