Felipe VI pone de relieve las excelentes relaciones con Portugal