Espinar compró el piso legalmente con ayuda de "su madre, su padre y su abuela"