Salgado asegura que la situación es "preocupante" pero no "gravísima"