La oficina de atención a los afectados por la riada atiende a los primeros damnificados de la Ribera Alta