Los diputados que dejen de serlo cobrarán casi dos meses de sueldo como indemnización