La Audiencia fija el calendario del juicio, con la Infanta como última acusada en declarar