Casado, en pie para aplaudir a Cospedal cuando sube al estrado, mientras Santamaría permanece sentada