Masiva afluencia a la capilla ardiente de Carme Chacón