La Policía inhabilita su página web para comprobar si es real el robo de datos confidenciales anunciado por 'hackers'