Angela Merkel muestra su lado más humano de cara a las próximas elecciones