Amy Martin recibió 122.000 euros de Cultura para financiar dos cortos