Aguirre se pasa a la empresa privada