González compara los gobiernos de Catalunya y Venezuela porque se justifican