Los partidos fijan los pactos postelectorales marcados por la imputación de Mas