Cocinar, poner la lavadora o encender la luz hoy es más caro: el precio de la luz alcanza su máximo anual