El 60% de los afectados por las preferentes recuperarán su dinero