Standard & Poor's sitúa en perspectiva negativa la nota de 15 economías del euro, entre ellas la española