Residencias de ancianos y discapacitados denuncian los impagos del Gobierno catalán