El Gobierno aprueba las cuentas de 2013 con todos los grupos políticos en contra