Rosell carga contra los parados