El FMI propone una rebaja de salarios del 10% para salir de la crisis