Los mercados siguen preocupados tras el acuerdo de EEUU