El Ibex se despide los 7.000 puntos por primera vez desde marzo de 2009