Robots animales, uno más de la manada