Un turista derriba una talla del siglo XVIII mientras intentaba sacar una foto