El debate del puritanismo llega hasta el arte en forma de censura