Un banquete de incertidumbres, así es "Perfectos desconocidos"