'Perfectos desconocidos': con el móvil hasta en el preestreno