Kim Kardashian, encerrada en su casa después del asalto en París