La Fundación Francisco Franco denunció a un artista que hizo una escultura del dictador