Jake Gyllenhaal, irreconocible para dar vida a un boxeador en su nueva película