¿La nueva Carmen Maura?