El 30 por ciento de las fallecidas por violencia de género eran menores de 30 años